viernes, 6 de enero de 2017

PACTO DE NO ENTREGA AL AMOR

Hoy recordé el momento justo en el que de forma consciente decidí no entregarme al amor para no perder.
Es como si después de ese momento, yo misma, de forma inconsciente, hubiera tapado ese preciso instante de mi vida, con la idea de restarle importancia.  Como si con ello, deshiciera toda la responsabilidad que con ello acarraeba para el resto de mi vida.
Hoy lo vivo como si hubiera firmado un pacto de negación al amor, por miedo a vivirlo, y tras ello, hubiera tomado la pastilla del olvido.

Esta luz que hoy ilumina ese momento crucial de mi vida, me hace comprender lo autoengañada que he estado viviendo todo el tiempo, apresada por el miedo, sobreviviendo en lugar de viviendo.

La claridad ha llegado....   Y con ella, me he liberado!
Qué hacer ahora?  Quizás nada, quizás todo!
Mis proyectos de vida, sostenidos por aquel pacto de no entrega al amor, ¿me siguen sirviendo?  ¿quiero seguir en y con ellos?  ¿habrá algo de amor sincero ?
Ahora mismo quiero creer que sí lo hay. Pero en realidad no estoy segura.

¿Como seguir caminando con esta luz de apertura?   Ahora no puedo responder, hasta no experimentarlo por mi misma.
De momento voy a comenzar a VIVIR.  Abriendo poco a poco mi corazón, entregándome poquito a poco... Dejando salir a esa niña interior que tiene ganas de jugar y que tanto tiempo se ha escondido para hacer algo “bien” buscando la mirada y la aprobación de papá.

Comienza el juego....     ;)

Páginas vistas en total