martes, 28 de junio de 2011

RESISTENCIA

Cuando nos encontramos inmersos en un ENFADO, nuestro EGO se empeña en hacernos estar ahí, y no "bajarnos del burro".

Creemos tener la razón, y no queremos "ceder" ante los demás. Buscamos excusas para justificar nuestro enfado una y otra vez.

Esto nos hace estar a disgusto con nosotros mismos, ya que cuando tienes una emoción negativa como es la RABIA, todo tu cuerpo se resiente, y tu alma se enmudece. Es imposible estar EN PAZ y por tanto, tus relaciones con los demás se ven entorpecidas.


Cuanto más tiempo pasas así, más te encierras en ti mism@. Y conforme pasan los minutos, la rabia y el odio se van haciendo más grandes, más potentes..., y cuesta más SALIR de ahí.


¿Cómo salir de esa encrucijada? Cuesta mucho, la verdad. Pero yo creo, que la solución está en hacer lo siguiente:


  1. Exponer y mostrar tu enfado. Sin esconderlo dentro de ti. Decir cómo te sientes y soltar toda la rabia de alguna forma, como por ejemplo pegar 4 puñetazos a unos cojines, o gritar. No hace falta montar un "espectáculo", ni descargar la rabia con "alguien" en concreto. Puedes hacerlo tu sol@, en tu casa, o puedes HABLAR, sin llegar a insultar ni agredir a nadie, con la/s persona/s que te generaron ese enfado.
  2. Respirar. Despues de haber "soltado" la rabia, conviene RELAJARSE. Hacer unas cuantas respiraciones profundas ayuda a equilibrar tu cuerpo y tu alma.
  3. Tomar contacto con la realidad.  A veces EXAGERAMOS nuestras emociones, y la reacción que tenemos ante una circunstancia no se corresponde con la causa. Hay que tomar conciencia de nuestro cuerpo AQUI Y AHORA. Contactar con la naturaleza, poner los pies en tierra firme.  Y ABRIR LOS OJOS, y ver otras cosas además de lo que motivó ese enfado.  Reconocer las cosas positivas y darles su gran valor.  De esta forma haremos más pequeño y débil a ese EGO que se empeña en ver únicamente el enfado, y se obceca contra el mundo.
  4. Y por último, y no menos importante: NO TE SIENTAS CULPABLE. Cuando hayas conseguido salir de tu enfado, no te culpes de lo hayas podido hacer o decir. Si alguien se sintió herido, simplemente puedes pedir PERDON, y ya está!  Pero no te niegues a ti mismo. Tu eres así. Y tu enfado forma parte de tu SER.  Son momentos que de vez en cuando todos tenemos, y hay que darles su lugar. En lugar de sentirte mal por haberte enfadado, siéntete bien por haber salido de esa emoción. De haber sido capaz de superar tu RESISTENCIA.



A todos los que alguna vez herí con mis enfados, les pido PERDON, y les doy las GRACIAS por entenderme, respetarme, y seguir en mi camino.

martes, 14 de junio de 2011

LA VIDA EN BICI

A mi que me gusta ir en bici, y disfrutar de la naturaleza, he percibido cierto parecido entre mi vida, y mis paseos en bici. Puede parecer raro, ¿verdad?
Pues os voy a contar mi conclusión: tal como vas en bici, vas en tu vida.

Si cuando vas en bici tienes miedo de meterte por caminos desconocidos, en tu vida, preferirás ir a lo "seguro", sin arriesgar. Ya que tienes miedo de "perderte" y no saber volver.



Si vas mirando las piedritas del trayecto, y a la vez intentas "no pisarlas", por más que quieras evitarlas, terminas  con la bici encima de ellas!! Justo lo contrario.

Y así es la vida: todo lo que quieras evitar, acaba pasando....  Ya que si tu atención SOLO está puesta en "evitar" la piedra, de forma involuntaria y casi sin saber cómo, te comes la piedra!
Cuando nos obsesionamos con "algo", estamos tan centrados en eso, que olvidamos todo lo demás. Y eso genera que lo terminamos atrayendo hacia nosotros.

Si yo tengo miedo de caerme, y estoy todo el rato mirando el precipicio y bordeándolo... al final, me voy a caer.

Basta con que compruebes que cuando vas en bici, y miras hacia un lado, tu bici te acompaña. Sin darte cuenta giras hacia donde está puesta tu mirada. Y vas directo a aquello que estás mirando.

Por eso, es importante MIRAR hacia delante, en cada metro que avanzas. Si tener la vista demasiado lejos, que eso es como estar mirando siempre el "futuro", y sin mirar hacia atrás, ya que si no, no puedes avanzar.


Y no intentes "evitar" las piedras de tu camino, ya que solo conseguirás tropezar con ellas. Ten plena confianza en ti mism@, y camina sin miedo.  Disfruta de cada momento, de lo que te ofrece el paisaje, y sigue tu instinto....

viernes, 10 de junio de 2011

CONSTELACIONES FAMILIARES II

Cuando escribí acerca de mi experiencia en las Constelaciones, vi que alguno de vosotros me solicitaba más información al respecto. Así que voy a intentar hablaros un poquito más, dentro de mis posibilidades, y con alguna indicación de Carmen Pérez.


Lo primero que hay que saber es que las Constelaciones Familiares no son algo que haya que tomarse a la ligera. Es un tipo de Psicoterapia Sistémica Familiar, desarrollado por Bert Hellinger. Y lleva muchos años de estudio, trabajo e investigación.

Es difícil explicar su funcionamiento. Como bien nos dijo Carmen Pérez, no se puede explicar el "sabor" de una fruta, hay que saborearla uno mismo para conocerlo.

Simplemente os diré, sin profundizar y desde mi humilde experiencia, que existe una "memoria colectiva" en todos los grupos de familias, y que esta memoria es capaz de hacerse presente y mostrarnos lo que es y hay en este momento.
Si alguien perteneciente a un grupo (familiar, laboral,...) fue desplazado u olvidado, la memoria nos va a mostrar que existe esa ausencia, ya que en la memoria colectiva, todos los miembros tienen el mismo derecho.
Y si se da este caso, la energía del grupo muestra que hay una persona que no está siendo reconocida, y por tanto todo se mueve en busca del equilibrio perdido.
Las compensaciones que realiza el sistema para lograrlo, se viven como compensaciones, enredos u obstáculos insuperables en las generaciones posteriores. Quedando todo ello a la vista en el desarrollo de una Constelación.

Así que la finalidad de este tipo de terapia, es ayudarnos a ver lo que hay. Conocer si existen desequilibrios de alguna forma.  Y luego de ver, uno mismo hará o no hará.
No es una "varita mágica" que te solucione por sí sola el problema.


Te brinda la oportunidad de VER lo que no estás viendo, que recuerdes lo olvidado, que le des su lugar a cada miembro del grupo,...   Así que no mismo también tiene que hacer para que la terapia funcione.

Particularmente, creo que es una gran ayuda. Poder ver lo que ahora no veo, me da más amplitud de miras, más compresión, y libertad.

GRACIAS POR TU COLABORACION CARMEN PEREZ

martes, 7 de junio de 2011

MAMÁ

Solo hay una persona con la que hemos compartido ininterrumpidamente varios meses de nuestra vida: LA MAMÁ.

Lo primero que sentimos es su latido, su respiración, sus emociones, su cuerpo. Luego comenzamos a escuchar su voz y sus palabras....

Es ella la que nos alimenta, a través de su sangre. Y a partir de ella, nos formamos. Nos cede su espacio moviendo todos sus órganos, para que crezcamos dentro de su útero. 
Y ella es quien nos transmite sus genes, junto a los del PAPÁ, y toda la herencia familiar. 

A veces, en el día a día, nos olvidamos de que ellos han sido nuestro portal para llegar a este mundo. De lo importante y significativo que son en nuestras vidas. Del sacrificio que tuvieron que hacer en favor de nuestra llegada. De lo que DIERON para que llegáramos aquí. 

Que en una fusión de amor, energía, pasión,... pusieron parte de ellos en nosotros.

¡Qué maravilla tán grande! Ser capaz de DAR una parte de uno mismo, para que florezca vida en otro ser....

Desde aqui, quiero dar las GRACIAS a mi mamá, y a mi papá. Y a todos mis ancestros, que hicieron posible mi llegada a la vida. Siento un gran respeto por todos, y me inclino ante ellos. Los acepto, los tomo tal y como fueron, y siento en mi ser un trocito de cada uno de ellos.


Independientemente, de la relación de vida que uno tenga con su mamá, no debemos olvidar, que fue ella quien nos llevó en su vientre, y nos alumbró a la vida. Aunque ahora ya no esté con nostros, como podría ser el caso del que es dado en adopción, nunca hay que menospreciar este hecho. Sin ella, tu no estarías aqui y ahora.



Rindamos un gran homenaje a las mamás, y a su sacrificio, en pos de nuestra vida.


Páginas vistas en total