domingo, 24 de abril de 2011

LA FAMILIA

La familia. ¿Qué significa para ti el término "familia"?  Para mi, la familia no es otra cosa que el conjunto de personas con las que mantienes una relación de vida.

En nuestra sociedad, se suele hacer referencia a la "familia" pensando solo en la sangre que corre por nuestras venas. Pero para mi familia, es mucho más.
Evidentemente, son mi familia, todas aquellas personas de las que procedo. Mis tatarabuelos, y más allá, pasando por mis abuelos y mis padres, hasta llegar yo. Es lo que se llama FAMILIA DE ORIGEN.
Todos forman mi árbol genealógico, y a todos respeto, y les doy su lugar.

Pero además de ésta familia de origen, para mi existen otras familias: las que, los miembros que las conforman, aun  no llevando la misma sangre,tienen un nexo de unión, que es intangible, emocional, basado en el trato, en la convivencia, el cariño.

Estoy hablando, de "Familia de amigos" por ejemplo.No deja de ser una familia, porque con ellos mantengo una relación de vida, en la que la amistad y el cariño, es el hilo que nos une. Nos gusta hacer cosas juntos, y compartir nuestras vidas.

Ocurre lo mismo con los niños que viven en un orfanato. Ellos conforman una familia entre todos. Para los pequeños, sus cuidadores y el resto de niños, son su FAMILIA. Porque con ellos viven, comparten sus emociones y a ellos acuden cuando necesitan algo.  Estos niños, por tanto, tendrán en sus corazones, a su familia de origen, y a su familia de vida. Ambas importantes, y ambas deben ser reconocidas como tales. Lo mismo ocurrirá, cuando sean adoptados, que su corazón reconocerá a ambas familias siempre. Pues sus padres de origen, les dieron la vida, y sus padres adoptivos comparten sus vidas con ellos.

A veces ocurre que en tu familia de origen, no existe esa "relación de vida". ¡Cuántas familias de sangre no se llevan bien!  Por suerte, en la mía, además de genes comunes,  hay amor y relación.
Aunque, no nos engañemos, "en todas las casas cuecen habas".   Y es muy difícil que no exista alguna vez, algún "conflicto" entre varios miembros.
A estos conflictos, es importante darles luz, y solventarlos en la medida de lo posible. Por lo menos, no taparlos, y reconocerlos. Darnos cuenta de lo que hay en realidad, y aceptarlo. Para ello, podemos trabajar con ayuda de la terapia familiar sistémica, de la que os hablaré más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total