lunes, 30 de abril de 2012

Y... LLEGÓ EL AUTOBUS

Estaba ya un poco cansada de esperar al autobús, pues había pasado ya mucho tiempo, y seguía sin venir...
Cogí mi coche, se caló. Y no pude ni arrancar...

Volví a la parada de bus. Y seguí esperando...
Pero entonces, me dije: "Ya no merece la pena esperar. Voy a irme de aqui ahora mismo. Y todo este tiempo que he perdido esperando, lo voy a invertir en otras cosas. Voy a disfrutar de mi vida tal cual es. Sin ir a buscar nada. Pues esta soy yo, y esta es mi vida!! No voy a aferrarme a algo, que quizas nunca llegue."

Entonces, cuando me disponía a comenzar a caminar.... Apareció el esperado autobús!!
Anda!!  Y ahora qué hago??   Pues... subirme a él!!!

Y.....
¡Qué chulada de autobús! Asientos cómodos, música celestial, perfume floral,...   Era perfecto!!  Ni en mis mejores sueños hubiese imaginado esto.....

Así que aquí estoy hoy. Con mi niño. La criatura más bonita que me ha envidado la vida.
Y estoy feliz!
Y qué verdad tan grande es... que todo llega cuando tiene llegar, ni antes ni después.  Y que lo bueno, se hace esperar, siempre.

Gracias a todos los que me animasteis cuando decaía. Y a los que os alegrais casi tanto como yo, de la llegada de este maravilloso.... autobus.....


viernes, 20 de abril de 2012

AUTOESTIMA

Ayer estuve en una charla muy interesante acerca de la AUTOESTIMA, y conforme escuchaba a la psicóloga que impartía la charla, yo misma iba corroborando lo que ya había visto en mi.
La pieza base de mi puzzle: mi baja autoestima.

Lo primero que nos explicó la psicóloga es que "Autoestima" NO es lo mismo que "Estado de Animo". Por tanto, una persona puede tener una buena autoestima y estar triste. Ya que el estado de ánimo son EMOCIONES que sentimos en base a circunstancias que experimentamos.
Evidentemente, a largo plazo, una persona con muy baja autoestima termina estando triste y depresiva.
Pero en principio, no tiene nada que ver.

La Autoestima es la forma que tenemos de EXPRESARNOS, tanto con nosotros mismo, como con los demás.
El diálogo interno que tenemos para con nosotros define nuestra autoestima.

Cuando tenemos baja autoestima NO VEMOS LA REALIDAD. Estamos demasiado pendientes del futuro, con miedo a lo que vendrá, y/o nos anclamos en el pasado.  Por tanto, no estamos aquí y ahora.

Existen dos tipos de Baja Autoestima:

1/ Los que ven solo lo negativo. Todo les pasa a ellos, los demás no le entienden, tiene mala suerte, y es incapaz de tomar decisiones. Siempre las deja para los demás, y de esta forma, si el resultado no es bueno, nunca es culpa de ellos, porque ellos son la VICTIMA. Por contrapartida, al no tomar sus propias decisiones, si el resultado es positivo, el logro tampoco les corresponde, lo que les hace sentir aun peor.
Su vida se paraliza. No avanzan, porque tienen miedo de equivocarse. Con muchas inseguridades.

No se dan el DERECHO a exponer libremente sus opiniones, ni a pedir lo que realmente quieren o necesitan. Haciendo como un rodeo, evitando concretar, por miedo al rechazo o la opinión externa contraria.
Al no darse ellos este derecho, tampoco se lo dan a los demás. Lo que significa que NO ACEPTAN OPINIONES DISTINTAS, pues las sienten como un RECHAZO hacia su persona. Y como crítica inaceptable para ellos.



2/ Los que solo ven el lado positivo. A ellos solo les suceden cosas buenas, tienen mucha suerte, y están por encima del resto. Toman una actitud PASOTA. "Yo soy asi! y soy el MEJOR!"
Solo ven una parte de la vida: lo bueno. Y por tanto no aceptan lo negativo. Y esto NO ES LA REALIDAD, pues la vida tiene cosas buenas y cosas malas.
Por tanto son incapaces de anticiparse a lo negativo que les pueda venir. No tienen las herramientas para afrontar esto, y se hunden ante cualquier problema. Que además nunca es culpa de ellos.


La verdad es que me siento totalmente identificada con el tipo 1.

Y al darme cuenta de que mi pieza base en mi puzzle es MI BAJA AUTOESTIMA, puedo ENTENDER TODO. Comprendo mis R.D.R. (Reacciones Desproporcionadas Repetitivas). Y como ya escribí el ultimo día, soy capaz de comenzar a TOMAR DECISIONES, Y AVANZAR.

La única forma de mejorar una baja autoestima es comenzar a tomar decisiones, arriesgando. Y tomar así la RESPONSABILIDAD que implica. Viendo la REALIDAD, y tomando las herramientas que están en mi mano para afrontar lo que me venga.


miércoles, 11 de abril de 2012

MI PUZZLE

En cada vida, hay una serie de acontecimientos y hechos que nos marcan para siempre.
Cuando nacemos, ya venimos con un código impregnado de energía, transmitido por nuestros ancestros. El cual nos proporciona una serie de pautas inconscientes y además determina dónde nacemos, a qué familia pertenecemos, nuestra situación social, ...
Nacemos, y a partir de ahí, junto con nuestro código energético que ya traemos, el mundo nos invade de situaciones, emociones, y vivencias que nos van "formando".
Nuestro molde de arcilla, con sus propias características energéticas, se va creando en base a estos hechos. Y según vamos creciendo, el molde va tomando forma.


Digamos que en base a unos acontecimientos, elecciones, y sensaciones,  cada uno de ellas como si fuese una pieza de un puzzle, nos vamos formando a nosotros mismos sin darnos cuenta. Y vamos así, completando nuestro puzzle, nuestra VIDA, nuestra forma de vivir y sentir las cosas que nos pasan.

Encontrar la pieza base, a partir de la cual se va rellenando el puzzle, es bastante complicado, a la par que gratificante. Pues si conozco esta pieza, soy capaz de entender qué hago yo con unas piezas de las que no logro entender su posición y propósito.

Desde hace un tiempo, he ido descubriendo piezas sueltas. Emociones y actitudes que me marcaban el día a día, sin poder evitarlas, y la cuales no veía ni entendía. Actuaba de una forma, sí, y eso me provocaba cierta angustia, tristeza, o enfado. Y no lograba evitar aquella sensación de abandono, soledad, o tristeza. Mi cabeza, mi mente, solo lograba encontrar una explicación: soy así, esta es mi vida, qué mala suerte, ...., los demás no me entienden, .... etc,..

Poco a poco, he ido viendo y comprendiendo esas piezas sueltas. Mi tendencia al victimismo, mi miedo a vivir la vida, mi quietud, mi "hacer mover a los demás", ... , mi Caperucita Roja, mi lobo, y hasta mi Blacanieves.   Y comprendía muchas cosas de mi misma y mi vida. Más... me faltaba algo!
¿Cómo encajar todas estas piezas?

Hoy entiendo cómo encajan. Y cual es la pieza fundamental del puzzle (o por lo menos una de las fundamentales, ya que nadie me asegura si encontraré después otra más importante).
Al conocer esto, siento una gran liberación. Pues como en un dominó, al poner esta pieza fundamental en su lugar, todo cae por su propio peso....

No necesito profundizar más allá de lo que conozco hoy, ni proponerme un listado de actos que me hagan cambiar esto. Pues precisamente esto, es lo que hay en mi. Tan solo con ser conocedora, puedo entonces entenderme, y no buscar el entendimiento de terceras personas. Puedo acogerme, perdonarme, y comenzar a quererme. Sin pedir a los demás que me quieran constantemente, que me aprueben, y perdonen.
Y además, soy capaz de VERLOS más allá de su etiqueta de presentación. Sin miedo a su juicio.

Hoy soy capaz de tomar la responsabilidad que me corresponde. Aunque me duela. Pues es mi obligación y derecho tomar las riendas de mi vida, calzarme mis propios zapatos, sin esperar la bendición ni ayuda de los demás.

Afrontar lo que me viene, tomando mis propias decisiones, bajo mi responsabilidad, y caminar sola, sin culpar a nadie de mis fracasos o infelicidad.  Tarea complicada para mi, acostumbrada a evitar, exteriorizar,  pedir,  huir, y mirar hacia otro lado.

Para ello, cuento con algo importantísimo: COMPARTIR con los demás.  De esta forma, esta tarea que se me avecina dura y de gran peso, se convierte en un desafío de peso ligero, lleno de la satisfacción que me da caminar con mis propios zapatos.




 

Páginas vistas en total