lunes, 23 de diciembre de 2013

CONSTELACIONES FAMILIARES. DARSE CUENTA.

Ultimamente he ido viendo en mi multitud de cosas. Y es que cuando te das cuenta de algo, es como una cadena... Al poco tiempo, te das cuenta de otra, y luego de otra, y de otra......  ¡Es maravilloso como darse cuenta de una sola cosa puede hacer que abras los ojos a multitud de cosas!

Es como si, abrieras los ojos por primera vez. Y ves algo. Lo comprendes. Y acto seguido, giraras la vista y descubrieras otra! 

Eso me ha sucedido a mi durante los últimos dos meses.

La conlusión final: es que todo va unido.  Todo tiene una raíz.
En mi caso: mi baja autoestima.  ¿El origen de ésta?  Constelación Familiar.

Hace unos años, en una Constelación, apareció que un miembro de familia de origen, no había sido visto. Yo ese día no entendí en qué me podía afectar. Y simplemente dejé reposar esa visualización en mi.

Con el paso del tiempo, todo eso, ha salido a la luz. Y he podido encajar todo.

Si un miembro de mi familia no fue visto, éste se sintió solo, abandonado, no entendido, excluído.   Este sentimiento de abandono, ¿os recuerda algo de mi?
¡Exacto!
Yo, por amor incondicional, desde mi nacimiento, asumí el papel "yo lo llevo por ti".  Con la finalidad de liberar de esa carga a esa persona. En realidad, la finalidad no se cumple, pues por mucho que alguien, inconscientemente, quiera llevar el peso de otro, éste otro lo sigue llevando.
Y en mi caso, mi sentimeinto de abandono NO ha sido nunca real aunque yo lo haya sentido como tal.

Al sentirme excluida, mi autoestima es muy baja. Mi miedo al rechazo está siempre presente. Mi juez interior domina mi vida, obligándome a ser "perfecta" para ser aceptada. 
Al no aceptarme yo misma, no me doy libertad para RECIBIR del otro. Por tanto, tampoco me doy libertad para DAR.
Esta baja autoestima, llega incluso a convertir el deseo de aceptación en deseo de "gustar" y hasta de "enamorar". Creando así una gran confusión mental, una gran carga diaria, un pesado disfraz. Aparentar ser perfecta, pretendiendo gustar a todo el mundo. Sin discutir con nadie. Negando mis propias necesidades en pro de mi juez y que según éste, está "bien" o está "mal".

Entiendo que en un momento, la niña, se escapara de esta cárcel. Y lo hiciera lo mejor que pudo. Siendo una niña, no creeríais que acertó. Metió la pata. Y el juez la ha estado castigando por ello durante mucho tiempo.

Por suerte, mi "adulta", que es el equilibrio entre ese juez y la niña, es capaz de encajar las piezas, y ver todo lo que ha visto estos dos últimos meses.

Tomando conciencia de que yo ya vine a este mundo con la necesidad de llevar la carga de otro, y que mis sentimientos no tienen una razón REAL.  Puedo dejar de tener estos sentimientos. Y puedo ser YO.  Puedo quitarme el disfraz de mujer perfecta. Puedo dejar de busacar la aceptación, de gustar.  Y puedo ACEPTARME.

Solo si me acepto, seré capaz de ser flexible frente a los demás. De entregarme a RECIBIR.   De darme libertad para DAR.   De respetar sus opiniones, aunque difieran de las mías.

Ya no tendré miedo al rechazo, pues si yo me acepto, ¿qué más da lo que opinen los demás? ¿qué pasa si a alguien no le gusto? NADA.
¿Y qué ocurre si me equivoco? NADA. Pues me doy el permiso de errar. Y de aprender de ese error.

Es maravilloso todo este "mundo" de Constelaciones Familiares. Pues parece que no hacen nada, y sin embargo, con el paso del tiempo...... ¡todo sale!  ¡todo encaja!
¡¡¡Y es tán grande el beneficio!!! 

Por cierto, mi dificultad para tener un hijo biólogico.... es sin duda, mi necesidad de sanar ese abandono del miembro de mi familia. Pues qué mejor forma de "compensar" ese abandono que adoptando a un niño abandonado.... 

Os recomiendo cien por cien que hagáis una Constelación Familiar.  Eso sí, no con cualquiera.

Yo hoy me siento LIBRE.

Espero que mi disfraz se quede en 2013 para siempre...... 

Felíz y revelador 2014!!!!


Páginas vistas en total