lunes, 26 de octubre de 2015

SENTIR LIBREMENTE

Por primera vez me doy cuenta que no me he dejado sentir lo que siento. Siempre he estado juzgando si era correcto sentir esto o aquello. Filtrando así mis emciones por mi mente.

No he sido libre. Y la únicas cadenas que me lo impedían eran mis creencias, basadas en el miedo. Un miedo oculto en lo más profundo de mi ser a vivir, a brillar, a ser feliz....

La mente es dual, y por tanto siempre que hay una duda es porque estás en la mente. Y en la mente o estas en lo real, o estas en la imaginación.
Donde no hay nunca duda es en las tripas y en el corazón.  Las tripas son la conexión a Tierra, enraizarse y sentir el cuerpo. Para conectar con las tripas es bueno practicar deporte, meditar, danzar.  ...
Y desde ahí las dudas se disipan, porque solo hay una verdad.

Conectar con mi verdad y sentir lo que mi corazón late, por lo que suspira, por lo que está contento... es la señal de estar en el camino correcto.
Porque todo lo que hace feliz mi corazón, a mi niña interior, es lo que me conecta con mi sendero de crecimiento.

Y ahí es donde me voy a quedar, pasando por alto todos lo prejucios de mi mente, y todas las opiniones ajenas.
Porque solo ahí puedo ser realmente yo, honestamente yo, conmigo misma y con todos los demás.

domingo, 25 de octubre de 2015

EL AMOR

Durante toda mi vida he tendio la necesidad de "saber" qué es el amor. Y con esta inquietud, imaginar la cantidad de dudas que siempre he tenido acerca de lo que sentia. Si era lo correcto, lo que tenía que sentir para que ese sentimiento se etiquetara con la palabra "Amor"

Como además yo soy muy mental, intento siempre ver la lógica en cada aprendizaje, en cada "saber". Y claro, ... mi pretensión siempre ha sido ENTENDER el amor

A día de hoy, no puedo decir con certeza que sepa lo que es. Pero lo que si tengo claro ahora es que, como decía Osho, el amor no es una relación de pareja.

Al entender esto, conseguí liberarme de una gran presión mental, sobre si mi relación de pareja era como se suponía que debía de ser.
Pues desde niña, imaginaba un estereotipo ficticio de pareja idílica, basado en un supuesto "amor" pasional y hasta casi enfermo de la necesidad de dependencia.
Ahora puedo darme cuenta de esto, y de lo que ha condicionado mi vida siempre.  Descodificar estas viejas creencias me ha llevado muchísimo tiempo....

Ver la vida con esta mirada de duda, de querer saber, de averiguar, de buscar lo esperado(basado en mis viejas creencias), de temer errar, de no saber discenir lo imaginado de la realidad.... es un constante desafío.
Es preguntarme en cada belleza y amor del mundo si lo que siento al descubrirlo es distinto a lo que siento con mi pareja. Y esto..... no es comparable!!!
Cuando hablo de belleza y amor del mundo me refiero a descubrir seres con una magia especial, con un don particular, que brillan y transmiten algo bello, algo elevado, algo angelical, .... en definitiva, que te hacen concectar con la belleza del verdadero amor universal.

Hasta hace poco, el encontrarme con alguien así en mi camino, hacía tambalearme llena de dudas y temores acerca de mi vida real
Y es que.... era tan bello sentir ese amor!!   que  no podía evitar  trasladarlo y compararlo al amor de pareja
Pero ahora, se que no es comparable. Y que no tiene nada que ver y tiene todo a la vez . Son cosas diferentes, y sin embargo, ambas se basan en ese mismo amor universal.

Para mi, ser capaz hoy de vivir con esta nueva mirada es muy liberador. Significa que puedo sentir un gran amor y enamorarme de miles de personas maravillosas, sin por ello dejar de amar a mi pareja, ya que al permitirme sentir este amor, elevo también el amor a mi pareja, y la relación es más honesta, más pura.

Si mi corazón se abre a sentir, y a amar las cosas y personas que llegan a mi vida, entonces estoy vibrando, estoy realmente viviendo en sintonía con la vida y el amor. Ya no hay temor a si estoy sintiendo lo correcto y al qué pensarán los demás. Pues solo si me permito ser quien soy y sentir lo que siento puedo VIVIR aquí y ahora, en la realidad de mis días, junto a mi pareja y familia, y poder dar lo mejor de mi, siendo honesta conmigo primero para serlo despues con ellos.  Solo así puedo realmente amarme y amarlos.
Y no hay nada descalificativo ni deseleal, todo lo contrario. Porque se trata del AMOR. Y el amor tiene muchas caras, muchas formas, .... Y no hay nada más maravilloso que sentirlo en cada una y todas de ellas.

Páginas vistas en total