lunes, 30 de abril de 2012

Y... LLEGÓ EL AUTOBUS

Estaba ya un poco cansada de esperar al autobús, pues había pasado ya mucho tiempo, y seguía sin venir...
Cogí mi coche, se caló. Y no pude ni arrancar...

Volví a la parada de bus. Y seguí esperando...
Pero entonces, me dije: "Ya no merece la pena esperar. Voy a irme de aqui ahora mismo. Y todo este tiempo que he perdido esperando, lo voy a invertir en otras cosas. Voy a disfrutar de mi vida tal cual es. Sin ir a buscar nada. Pues esta soy yo, y esta es mi vida!! No voy a aferrarme a algo, que quizas nunca llegue."

Entonces, cuando me disponía a comenzar a caminar.... Apareció el esperado autobús!!
Anda!!  Y ahora qué hago??   Pues... subirme a él!!!

Y.....
¡Qué chulada de autobús! Asientos cómodos, música celestial, perfume floral,...   Era perfecto!!  Ni en mis mejores sueños hubiese imaginado esto.....

Así que aquí estoy hoy. Con mi niño. La criatura más bonita que me ha envidado la vida.
Y estoy feliz!
Y qué verdad tan grande es... que todo llega cuando tiene llegar, ni antes ni después.  Y que lo bueno, se hace esperar, siempre.

Gracias a todos los que me animasteis cuando decaía. Y a los que os alegrais casi tanto como yo, de la llegada de este maravilloso.... autobus.....


1 comentario:

  1. Ualaaaaaa! QUé emoción!! Disfruta muchísimo del viaje, seguro que es maravilloso! Saludos.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total