martes, 14 de junio de 2011

LA VIDA EN BICI

A mi que me gusta ir en bici, y disfrutar de la naturaleza, he percibido cierto parecido entre mi vida, y mis paseos en bici. Puede parecer raro, ¿verdad?
Pues os voy a contar mi conclusión: tal como vas en bici, vas en tu vida.

Si cuando vas en bici tienes miedo de meterte por caminos desconocidos, en tu vida, preferirás ir a lo "seguro", sin arriesgar. Ya que tienes miedo de "perderte" y no saber volver.



Si vas mirando las piedritas del trayecto, y a la vez intentas "no pisarlas", por más que quieras evitarlas, terminas  con la bici encima de ellas!! Justo lo contrario.

Y así es la vida: todo lo que quieras evitar, acaba pasando....  Ya que si tu atención SOLO está puesta en "evitar" la piedra, de forma involuntaria y casi sin saber cómo, te comes la piedra!
Cuando nos obsesionamos con "algo", estamos tan centrados en eso, que olvidamos todo lo demás. Y eso genera que lo terminamos atrayendo hacia nosotros.

Si yo tengo miedo de caerme, y estoy todo el rato mirando el precipicio y bordeándolo... al final, me voy a caer.

Basta con que compruebes que cuando vas en bici, y miras hacia un lado, tu bici te acompaña. Sin darte cuenta giras hacia donde está puesta tu mirada. Y vas directo a aquello que estás mirando.

Por eso, es importante MIRAR hacia delante, en cada metro que avanzas. Si tener la vista demasiado lejos, que eso es como estar mirando siempre el "futuro", y sin mirar hacia atrás, ya que si no, no puedes avanzar.


Y no intentes "evitar" las piedras de tu camino, ya que solo conseguirás tropezar con ellas. Ten plena confianza en ti mism@, y camina sin miedo.  Disfruta de cada momento, de lo que te ofrece el paisaje, y sigue tu instinto....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total