viernes, 5 de junio de 2015

MIEDO A VIVIR

He estado un par de meses ausente en mi blog, sin escribir nada. Y no solo he evitado escribir aquí, también he evitado hacer terapia, hacer mis trabajos pendientes de danza, quedar con mis amigos, ocuparme de mi, ... ocupar mi lugar, ...  He estado con una mezcla de desidia y malhumor.  A veces, incluso me he comportado un poco cruel con los demás.  Y he dicho y he hecho cosas que han dañado a otros.

Cuando me dolió mucho hacer daño a una persona, fui consciente de mi mecanismo. ¿Qué me estaba ocurriendo???  No soportaba a los demás porque yo no me soportaba a mi misma.  No quería ni podía estar con los demás, porque no podía ni quería estar conmigo misma.

Entonces me di cuenta de que lo que me ocurría es que estaba evitando ver algo.....  Ver algo de mi. Ver algo en mi.

Anterior a este proceso de malhumor y desidia, había  descubierto que el secreto de mi felicidad era "dejarse llevar" y "fluir" con los acontecimientos y con los demás, sin pretender controlar nada. Cuando me di cuenta de esto tuve un momento de gran liberación y exaltación. Fue como quitarme una venda de los ojos, y decir "Guuuaaauuu.....!!!"    Me sentía plena, liberada, en paz...

Y fue entonces, cuando tras ese preciso momento de plenitud, comencé a evitar ver una cosa: mi felicidad!!

¿Qué pasa cuando "brillo"?  ¿Qué ocurre si soy "feliz"?  ¿Qué sucede si "vivo mi vida" en plenitud?
....
¿Necesito sentir y potenciar mis "heridas" para justificar una vida en pena, a medias, sin brillar, sin éxito, ... sin felicidad?

De momento no he descubierto las respuestas. Pero para mi, es un gran paso haberme dado cuenta de esto, y poder ser capaz de hacerme estas preguntas.
De esta forma, me libero de ese bucle de evitación en el que había entrado.  Y puedo por fin, comenzar a ocupar mi lugar, y hacerme cargo de mis responsabilidades, así como también, puedo disfrutar de lo que corresponde por derecho, y regalarme lo que necesito.

En cierta forma, esa evitación que he sentido, es una negación a la vida. Y esto es miedo. Miedo a vivir, miedo a soltarme, miedo al desenfreno, al desconrol, a la entrega, a dejarme caer, a dejarme llevar, ... a recibir la vida!!!   Y a brillar!  Y a amar y ser amada!

Gracias a todas las personas que habéis contribuido a darme cuenta de esto, y que en vuestro espejo, me habéis reflejado mi mecanismo. Gracias mama, gracias Julia, gracias Javi, gracias Yago. Gracias también a Ana Belén, Natalia, Armando, ..   Gracias Belén, María y Elena.  Y gracias a todos los que leéis este blog, que de alguna manera me habéis hecho ver mi actuar dañino en mi no actuar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total