miércoles, 10 de noviembre de 2010

MI NECESIDAD

Cuando tenemos una necesidad, es importante satisfacerla. Y a veces nos ocurre que nos quedamos a medias, generando en nuestro interior un "atasco" energético y emocional.

Lo primero que tenemos que hacer es IDENTIFICAR nuestra necesidad, ya que a priori parece bien sencillo, pero no lo es tanto. Nos puede ocurrir que sintamos la necesidad de "algo" y no sepamos "qué". Es cuando en tu interior nace un torbellino que no sabes expresar. Mezclas sensaciones como el cansacio, el enfado, la energía contenida, y la tristeza. Y te gustaría "hacer algo" para sentirte mejor, pero no sabes qué.
Si te ocurre esto, intenta observar las señales de tu cuerpo, que es más sabio que tu mente. Y seguramente, poco a poco, encontraras la clave para indentificar tus necesidades.

Despues de la identificación, nos ponemos EN MARCHA, energetizamos, nos movemos hacia la realización de la ACCIÓN que satisfará nuestra necesidad. 
Pues bien, esta "puesta en marcha" a veces se queda a medias o ni siquiera empieza. Nos ocurre a menudo cuando en lugar de seguir tu instinto, te pones a pensar "qué diran" o "no es el momento", o "no soy capaz".
Incluso, puede sucedernos que mal gastemos energía perdiendo el tiempo sin llegar a la "acción".  Esto es cuando por ejemplo, queremos que otra/s persona/s nos acompañe/n en la acción, y en lugar de movernos solos hacia ella, nos dedicamos a "convencer" a los demas a que la realicen con nosotros. Cuando haces esto, la mayoría de las veces, te quedarás sin llegar a la acción, puesto que no siempre los demas están dispuestos a hacer lo que tu necesitas. Ademas de que esto te hace depender de otras personas, te causa una enorme "frustración", primero por no llegar a satisfacer tu necesidad, y segundo porque dejas en manos de otros tu felicidad. Pones en ellos la responsabilidad de tus actos, de tu logros y fracasos. Y no puedes culpar a los demás por no conseguir tus objetivos.

Otras veces, en lugar de realizar la ACCIÓN concreta que satisfará tu necesidad, lo que haces es otra cosa bien distinta. Con lo que tu satisfacción se queda pendiente. Esto es cuando inconscientemente queremos evitar hacer lo que realmente necesitamos. Los motivos pueden ser muchos, como que te "auto-boicoteas" porque en el fondo no te respetas ni te amas como deberías. O que pongas en tela de juicio las opiniones de los demás, y en el último momento cambies la "acción  necesitada" por otra que según tus creencias (expectativas de tu imaginación) será más "correcta" o "aceptada" por los demas.

Es una gran tarea darnos cuenta de cómo funcionamos. De en qué momento interrumpes el ciclo para satisfacer tus necesidades. Y de esta forma poder poner remedio.

En mi caso particular, he de confesar que tengo tendencia a perder tiempo arrastrando a los demas conmigo, porque me cuesta hacer cosas sola. Ahora, al darme cuenta, soy capaz de actuar de otra manera, de conseguir mis objetivos sola, y no me quedo "a medias".


¡Saca al niño/a que llevas dentro!  Y satisface tus necesidades sin pensarlo demasiado
 Te invito a que reflexiones sobre tu tendencia a satisfacer-insatisfacer tu necesidad, y que votes en la encuesta que aparece a la derecha.   

2 comentarios:

  1. aveces hay personas que son felices,cuando los demas loson, y no necesitan tener mucho tienpo para ellas mismas.Cuando consiges ANA SONRRISA,UN ABRAZO,UN BESO,de otra persona yo personalmente me siento que mis necesidades estan cuviertas

    ResponderEliminar
  2. Para "Anónimo": Lo primero, GRACIAS por tu comentario. Y ahora va mi opinión: Estas poniendo en los demás tu necesidad. Y la felicidad SOLO depende de uno mismo. Si dejas que tu felicidad se base en RECIBIR algo de los demás, es que no has encontrado dentro de ti todo lo que TIENES. Has de ser capaz de DARTE a ti mism@ todo el cariño que crees necesitar de los demás. Por supuesto a todos nos agrada que otros nos quieran, pero el primero debes de quererte eres tu. Ámate tanto a ti mismo como deseas que los demás te amen. Si no, ante una falta de cariño o un abandono, te faltarán las fuerzas para seguir TU CAMINO. El primero al que debes respetar ERES TU.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total