viernes, 15 de noviembre de 2013

ESCAPES PARA NO VERNOS

A mi que siempre me ha costado mucho tomar una decisión, y he permanecido largos períodos de tiempo en el "limbo" de decidir un camino u otro, averiguo que una vez tomada la decisión, mi mente tiene "triquiñuelas" para ESCAPAR de esta decisión tomada.

Estas triquiñuelas que tenemos, son muy, pero que muy sutiles.

Nacen del miedo que tenemos a vivir el camino elegido. Y de forma inconsciente, nos vamos desviando de la decisión, como una EXCUSA que está fuera de nuestra mano.

Y en realidad, lo que sucede es que tenemos pánico. Y somos tan maravillosamente perfectos, que somos capaces de engañarnos una y otra vez, repitiendo errores cometidos incluso, solo para evitar lo que nos aterroriza aunque sea algo que deseemos y necesitemos hacer.

Al darnos cuenta de cómo y cuándo hacemos esto, además de conocernos más y mejor, evitaremos ser presa de nuestros mecanismos de escape, y con ello, podremos ser capaces de afrontar nuestro miedo.

De esta forma, creceremos. Ya que aunque me aterrorice algo, si soy consciente de ello, ese miedo mengua, y además lo puedo trabajar.

¿Cómo darnos cuenta de estos mecanismos?  Ardua tarea pero no imposible.

Esa duda que te persigue desde tiempos remotos, aquello que altera siempre tu vida, siempre va a salir en el momento en que tomes una decisión relacionada con ello. Aunque sea algo que aparentemente no tenga mucha relación, analízalo y averigua el hilo conductor entre una cosa y otra.

Ejemplos:
1/Tengo miedo atroz a estar sola, pero yo no lo sé conscientemente.
Si algo no funciona en mi pareja y no tiene solución. Necesito salir de ella.
Puede que mi mecanismo para no llegar a hacer esto sea ponerme enferma, o quedarme embarazada, o incluso perder mi trabajo. Cosas que hacen que dependa más de mi pareja y ayuden a no salir de ella.

2/Tengo miedo a comprometerme con alguien, aunque yo crea que no lo tengo.
Cada vez que de un paso más en una relación (boda, hijos, ...), buscaré alejarme de ella sin querer. Puede que comience a discutir, que busque otra persona, que enfríe las relaciones sexuales, ...
Este miedo al compromiso puede ser nacido de un miedo mayor:

  •  miedo a dar y recibir amor. 
  • miedo a tomar una responsabilidad, miedo a ser adulto.


3/Tengo miedo a triunfar.  (la causa de este miedo puede ser una baja autoestima)
Cuando surja una oportunidad de alcanzar un triunfo, de ser feliz, pondré mil excusas porque inconscientemente creo no merecer dicho triunfo.
Puede que tenga una pareja maravillosa, y que constantemente le busque "fallos"
Puede que ante un posible desarrollo profesional en el que se manifieste mi talento innato, y del que seguro voy a tener triunfos, yo evite tomarlo justificando ésto poniendo excusas
Puede que todos mis embarazos sean fallidos, porque no me creo merecedora de recibir semejante regalo, una vida nacida de mi ser.

En fin.... Que la conclusión que podemos sacar es que es vital y necesario que nos observemos. Que justo cuando estemos completamente confusos o hundidos, analicemos el trayecto que hemos seguido para estar en esa situación. ¿Qué sucedió antes de estar así? ¿había tomado una decisión?  ¿qué supondría llevar a cabo esta decisión? ¿está relacionada con mi malestar aunque a priori no lo parezca?  ¿esto me ha ocurrido en anteriores ocasiones?

Y luego solo uno mismo puede averiguar sus respuestas. Nada ni nadie te la va a dar. Solo tu, desde tu interior, sabes las respuestas.

A veces creerás que la respuesta correcta es justo la contraria. ¡Triquiñuela de nuestro insconsciente para no aceptar la correcta!

Ánimo a todos en esta ardua tarea, que a mi me ha llevado muuucho tiempo ver y entender.

1 comentario:

  1. Hello There. I found your blog the use of msn.
    That is a very smartly written article. I'll be sure to bookmark it and return to learn extra of your useful information.
    Thanks for the post. I'll definitely comeback.

    Here is my website cvuliteracyseminar.weebly.com

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total