miércoles, 25 de noviembre de 2015

EVITAR LA REALIDAD

¿PARA QUÉ EVITAR LA REALIDAD?

Cuando estoy en constante "huida" de la realidad, dejo de vivir.  Ya que no me permito experimentar lo que siento en mi vida real.  Bien por sentirlo demasiado "bueno" (no me lo merezco, me siento culpable de ser feliz, ..) o demasiado "malo" (como mecanismo inconsciente de autodefensa que evita el sufrimiento)

Esta huida, se alimenta por un profundo miedo a ser uno mismo. Si me permito ser yo mism@, mas allá de la imagen mental creada por mi, de mi papel inconscientemente interpretado, es posible que tenga que cambiar algo de mi vida actual porque ya no encaje con mis verdaderos deseos.  Puede tambien que a mi entorno no le guste mi verdadero ser, y que no me  quieran acompañar en mi viaje.  Es decir, es un miedo al desapego, a la zona de confort.  Miedo al rechazo. Miedo al fracaso. Miedo a sufrir. Miedo a los juicios.

En pequeños detalles del día a día, me doy cuenta que mi mecanismo es evitar hablar abiertamente de mis deseos, por miedo al juicio de los demás, y sobretodo de mi pareja.
Comencé poco a poco a ir contandole mis inquietudes y mis deseos y la respuesta fue muy mejor de lo que me imaginaba. Y es que, al final, el miedo a su juicio, es mi propio juicio.
Aun con todo, me sigue costando pedir abiertamente y sin sentimientos de culpabilidad, lo que deseo.

Al no permitirme vivir como anhelo, mi mente busca una huida de la realidad, que "compense" de alguna forma mi tiempo "mal vivido"

Con lo que, ¿donde está el problema?  No existe un problema real. Tan solo un miedo muy profundo a compartir lo que soy y siento.

No se en qué momento de mi vida dejé de ser yo misma, dejé de pedir lo que realmente quería, dejé de permitirme sentir abiertamente, ....  para convertirme en lo que creía que debía de ser, lo que debía de hacer, lo que debía de sentir, ....  Tuvo que ser como medio de supervivencia en su día, y luego ya, ese mecanismo se quedó tan grabado.... que lo he hecho durante el resto de mi vida hasta ahora.

Haberme dado cuenta de la raiz de este mecanismo de huida de la realidad es ya un gran paso y una gran liberación. La clave está en preguntarme siempre "¿es esto lo que realmente quiero yo? ¿o lo estoy haciendo para complacer o por miedo a la opinión de otros? "

Llevo ya bastante tiempo con este tema, y cada día va tomando nueva forma. Pues el miedo es tán profundo que se manifiesta de distintas maneras. Primero me di cuenta de un gran sentimiento de culpa cuando dejaba de estar con mi hijo para hacer mi formación de danza. Después de la rabia que nacía en mi cuando me reunía con personas con las que realmente no deseaba estar, pero que lo hacia por ser lo "políticamente correcto" o por no saber decir NO. Luego me di cuenta del miedo que tenía a permitir mis emociones fueran las que fueran, juzgándolas y catalogándolas de correctas o incorrectas. Y ahora de este mecanismo de escape, por no permitirme vivir como realmente quiero.

Permitirme ser yo misma conlleva un riesgo que no todas las personas están dispuestas a asumir. Significa ponerme la primera, le pese a quien le pese, sin importar si mi entorno se adapta o no, me acompaña o no.
Cuando hablo de ponerme la primera me estoy refiriendo a darme lo que necesito, para que desde mi plenitud pueda ofrecer lo mejor de mi misma, en lugar de carencias.  No significa pasar de tu vida, si no todo lo contrario, ser honesta con tu vida para compartir desde el amor, el respeto mutuo y la sinceridad.

1 comentario:

  1. Me encanto el tema, la huida por miedo, cambia el rumbo de tu vida.
    Haz lo que te guste.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total