miércoles, 8 de diciembre de 2010

¿ES REALMENTE LO QUE QUIERES?

Hace mucho aprendí que no es lo mismo desear hacer algo, y querer realmente hacerlo.
Parece una contradicción, ¿verdad? Pues en realidad, no es lo mismo.
Uno puede tener muchos deseos, esos "sueños" que ya desde niñ@s comenzamos a crear en nuestra mente.
¡Recuerdo cómo deseaba ser una de esas señoras que salían por la tele bailando y cantando! se las veía tan perfectas... y era tan mágico el show que mostraban.... que soñaba con ser igual a ellas....¡¡Artista!! ya solo la palabra, me inundaba de una ilusión poderosa....
Y cómo también, según crecía, admiraba a esas reporteras que viajaban al fin de mundo para informar de los sucesos actuales, viviendo al límite, conociendo a multitud de personas....
Pues bien, como esos, hay miles de ejemplos. Todos hemos "soñado" con hacer o ser algo en particular.
Pero resulta, que a la hora de la verdad, no hemos hecho ni la mitad.....  Y es que no es lo mismo "lo que me gustaría" y "lo que realmente quiero".
Cuando comencé mi camino profesional, que es cuando uno decide qué quiere estudiar, me di cuenta que me daba mucha pereza trabajar siempre de un sitio para otro, y que en realidad, no quería ser reportera. Lo que hubiese querido de verdad, es que yo, que admiraba esa profesión, hubiera sido más activa y predispuesta para ser capaz de desempeñarla.  Pero yo, que no era ni soy así, no quería ni quiero ser una reportera.

Lo mismo ocurre en el día a día, con pequeñas cosas. A veces, te gustaría visitar este o aquel país, pero en realidad no quieres ir hasta allí. Te da miedo volar y prefieres hacer otras cosas.

Si no distinguimos bien esto, podemos caer en un bucle de indecisión constante, puesto que siempre creerás que tus deseos caen en saco roto por tu culpa. Cuando en realidad, los deseos, deseos son. Que no son lo mismo que lo que tu realmente quieres o puedes hacer.

Una pareja con problemas para tener hijos, puede desear tenerlos. Pero puede, que después de "x" años con tratamientos médicos, ya no quieran tenerlos, pues no quieren pasar de nuevo por lo mismo. Mas su deseo de tener hijos, siempre estará vivo.

Cuando pienses en un DESEO, hazte esta pregunta: "¿TENGO GANAS DE REALIZARLO? ¿Realmente me apetece?"

Y recuerda, "Cuidado con lo que deseas, que se puede hacer realidad"

4 comentarios:

  1. me gusta mucho,pero lo que mas es que cuando te veo me doy cuenta de lo que estas cambiando como persona
    te quiero
    mama

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias mama!
    Yo tambien te quiero mucho! Eres la mejor madre que podría tener!!!

    ResponderEliminar
  3. I’m still studying from you, however I’m enhancing myself. I definitely love reading all the things that's written in your blog.Maintain the tales coming. I loved it!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total