martes, 28 de diciembre de 2010

EL IMPASSE

Cuando una persona está en proceso terapéutico, evolutivo, y de crecimiento personal, llega un momento en el que alcanza un estado de angustia, al que no sabe poner nombre ni asignarle un motivo. Simplemente se encuentra "sin ganas", paralizado, con una mezcla de tristeza inexplicable y de enfado encubierto.
Esta etapa, se llama "IMPASSE".  Su origen está en que la persona no logró expresar su emoción en un momento del camino de su crecimiento, consiguiendo así una insatisfacción.  Su energía quedó bloqueada, pero ésta lucha por salir. Y provoca un sentimiento de angustia, ya que a la vez, nuestros mecanismos de defensa creados por el ego, actúan para que no se realice esta salida.

Os confieso que actualmente me encuentro en esta etapa.  Cuando descubrí una parte de mi que he mantenido oculta durante mucho tiempo, me enfadé, más no mostré ese enfado, porque precisamente esa es la parte oculta. Mis enfados los "camuflo" inconscientemente.  Y ahora, al darme cuenta de ello, me siento bloqueada, apática, y desganada.  No consigo dar salida a esa parte de mi.

Todos, por una u otra razón, tomamos un papel en nuestra vida. De forma inconsciente, nos ponemos el disfraz, y nos creemos que somos así en realidad. Son las caretas del ego. Puede que empezaras a representar ese papel como una "autodefensa" a algo en tu vida, y se quedó tan arraigado, que ahora, te cuesta ver quién está bajo ese disfraz. Estás tan enganchado, que hasta te sientes cómodo en él.  Soltarte te da miedo aunque sepas que hay mucho más por descubrir.

Si tapamos una parte de nosotros, como la rabia y el enfado, la parte contraria, que sería la alegría, no está libre del todo. Ya que todos somos yin y yang, positivo y negativo, oscuridad y luz.  Y taponando una de las partes, la otra, no puede alcanzar su máxima expresión.  No debemos negar una parte de nosotros. Somos lo que somos. Primero tenemos que verlo, y después aceptarlo, para darle alas de libertad, y conseguir expresar nuestras emociones en todo momento sean cuales sean.

Si taponas una emoción, tu energía se bloquea, los chakras se cierran, y en tu cuerpo se manifiesta esa insatisfacción en forma de enfermedad.

La única forma de salir del impasse, es mantenernos AQUI y AHORA. Pues en el pasado entramos en la angustia, y en el futuro en la ansiedad.

Tampoco hay que precipitarse, todo lleva su tiempo, y a unas personas les cuesta más que a otras.

Te propongo que descubras todo lo que hay en ti, sea bueno o malo, pues solo siendo tu mismo al completo, y mostrándote tal cual, sentirás plenitud en tu vida, al margen de cualquier acontecimiento.

¿Cómo descubrirlo? con la ayuda de un buen psicoterapeuta, terapias gestalt, cursos de autoconocimiento, ....  pero en realidad, lo único que necesitas es QUERER hacerlo.

2 comentarios:

  1. puede que sea mi caso pero no lo sé, cuando uno no se encuentra bien no sabe por que es, por lo tanto es incapaz de encontrar la soluccion.

    ResponderEliminar
  2. Puede ser tu caso si estás en proceso de aprendizaje, y te has dado cuenta de cosas que te cuesta aceptar.
    Si no, puede ser otra cosa. Como por ejemplo, lo contrario. Que no te das cuenta de que estas rechazando una parte de ti mismo que es tan digna como las demás partes. O una parte de tu vida que no quieres aceptar, y no te das cuenta que la estás rechazando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total