miércoles, 19 de octubre de 2011

ACTITUD POSITIVA

Cada día me convenzo más de que cuando estamos en una actitud positiva, las cosas funcionan mejor. Nuestro cuerpo está sano, las relaciones humanas son placenteras, los resultados esperados son los mejores, ... en definitiva, que emitimos ondas positivas con nuestra mente, que nos son devueltas como un boomerang en forma de cosas positivas para nosotros.

Todos habréis oído alguna vez el caso una persona enferma gravemente, con pocas esperanzas por parte de los médicos, y que sorprendentemente, se cura!! Y es que tomó una actitud positiva, llena de esperanza y fe.

Os recomendé un libro que explica perfectamente esto. Se trata de EL PODER DE LA INTENCION de Wayne W. Dyer. 


Con este libro aprenderás a usar tu mente, para atraer lo que quieres en tu vida. Salud, dinero, amor... ¡lo que sea! 
Yo personalmente, no es que siga al pie de la letra todas la recomendaciones que el libro hace. Pero si que entiendo y compruebo a diario que todo lo que pienso, emite una energía al nivel de mis pensamientos, que provoca en el universo una devolución de aquello pensado.


Si estoy triste, y mi mente continuamente está recordando mi pena, y los momentos malos, estoy emitiendo una onda de baja energía. Si estoy alegre, con ilusión y fe, estoy emitiendo una onda muy buena. 


Con lo que, es importante reconocer primero en qué emoción nos encontramos. Después, darnos cuenta de lo que estamos pensando, si es positivo o negativo. Y a continuación, usar nuestras herramientas emocionales para salir de lo negativo si es que estamos en ello.
 No se trata de salir corriendo de esa emoción. Antes de cambiar esa negatividad, date un pequeño respiro. Respeta tus emociones, y date tu tiempo. Estás ahí por algo. 
 Y cuando hayas tomado conciencia de tu sentir, toma la actitud adecuada para el cambio. 






Para ayudarnos a estar en positivo, os recomiendo evitar toda información negativa. En nuestra sociedad, las noticias son casi siempre referentes a desgracias, catástrofes y cosas malas (economía, robos, ...). Pero casi nunca dedican una parte a contarnos lo bueno que está sucediendo en el mundo. Y esto hace que constantemente nuestra mente piense en esas cosas negativas. Lo que hace que sigan ocurriendo, con la misma o mayor intensidad.
Si recibimos noticias positivas, emitiremos ondas altas que compensarán la balanza. 
Así que desde aquí propongo a todos los que está en su mano, que por favor, señores de la comunicación, emitan también cosas bonitas, sucesos de amor y belleza, y que se muestre todo lo bueno que hay en el mundo y en nuestras vidas. 


Como dato positivo, os diré que cada día nos cuentan más noticias positivas, aunque todavía el volumen se pequeño con respecto a las negativas. Poco a poco, la cosas están cambiando a mejor!!


¡Estar felices! ¡Y seréis felices! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total