domingo, 16 de octubre de 2011

LA FAMILIA Y SU CONCIENCIA

Cual ha sido mi sorpresa, que he visto que la publicación que más os está gustando es en la que os hablo de lo que es para mi LA FAMILIA...  Y visto que este tema os interesa, voy a hablaros un poquito más de esto...
Ahora que llevo un tiempo asistiendo a talleres de Constelaciones Familiares, creo que mi visión sobre La Familia es más amplia. Así que voy a contar un poco, la visión de la familia desde esta perspectiva, tomando textos de Bert Hellinger.



Según Bert Hellinger, en toda familia o grupo, actúa una conciencia colectiva inconsciente,  unas leyes que rigen el sistema familiar o grupal.
Esa conciencia colectiva es distinta de la personal individual y consciente. 






La conciencia personal la vivimos como un "sentido" mediante el cual percibimos inmediatamente lo que está bien o mal. Por eso, si creemos que hemos hecho algo malo, tenemos "mala conciencia". 


La conciencia colectiva  no tiene un efecto personal, sino que tiene un efecto colectivo, o sea que es una instancia de la que participan varios miembros de la familia de la misma manera. Cuando uno de los miembros no es reconocido o se le olvida, esta conciencia se ocupa de que esa persona más adelante vuelva a ser representada por otros miembros de la familia.


La concienca personal consciente sigue tres necesidades.


  •  La primera es la de PERTENENCIA. Si yo hago algo que pone en peligro la pertenencia, tengo una mala conciencia que me lleva a cambiar mi actitud como para volver a pertenecer. 
  • La segunda es la necesidad de COMPENSAR EL DAR Y EL TOMAR. Esta necesidad posibilita el intercambio entre los miembros de un sistema. Si yo he recibido algo bueno, siento la necesidad de querer compensar. Pero dado que siento que pertenezco, y dado que amo, doy un poco más de lo que he recibido. La otra persona siente lo mismo, también da un poco más y de esa manera el intercambio va aumentando. La relación se va profundizando.  Sin embargo, esta necesidad de compensación también tiene un lado negativo: si alguien me hace algún daño, yo también siento la necesidad de hacerle algo. En general le hago un poco más de lo que él me había hecho. Luego la otra persona hace lo mismo, y así el intercambio aumenta en lo grave. Esa necesidad de justicia y venganza es tan grande que a menudo se sacrifica la necesidad de pertenecer.
  •  La tercera necesidad es concerniente al orden, o sea que sean válidas y se cumplan ciertas REGLAS DEL JUEGO. La persona que cumple con ellas se siente perseverante; la persona que no las cumple siente que por ello debe pagar un precio, por ejemplo un castigo.
La conciencia colectiva tiene las mismas necesidades pero de manera diferente:
  • Tiene una necesidad de PERTENENCIA para con todos los que forman parte. Es decir, que si un miembro queda excluido, esa concienca trata de restablecer la totalidad llevando a otro miembro a que represente a esa persona.
  • También tiene necesidad de COMPENSAR. Pero esta conciencia no tiene compasión alguna hacia el miembro posterior elegido para restablecer la pertenencia y la compensación, lo sacrifica en pos de la necesidad colectiva.
  • La tercera es una necesidad de ORDEN, según el cual, las personas que estuvieron antes tienen prioridad ante las que vienen después. Por ese motivo los padres tienen prioridad ante los hijos, el hijo mayor tiene prioridad ante el que nació en segundo lugar, etc.. Siempre que es infringido ese orden, por ejemplo cuando un hijo se inmiscuye en los asuntos de los padres, si por ejemplo quiere expiar una culpa de los padres, esa conciencia colectiva castiga esa intención condenandolo al fracaso. 
 Queda claro pues que existe una conciencia colectiva, en cada familia o grupo, que para mi es como una energía, que une a los miembros. Sabemos que en el cielo, las estrellas están agrupadas en constelaciones. Que existe una fuerza de atracción que hace que ese grupo pertenezca a esa constelación. Pues yo lo veo así, de esa forma tan sencilla....   Somos estrellas en la tierra, conformadas por nuestra propia constelación, nuestra conciencia colectiva familiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total