miércoles, 30 de noviembre de 2011

POLARIDADES

Al integrar en mi vida mi polaridad rechazada, la Madrastra, y convivir con ella junto con mi otra polaridad, Blanca Nieves, me doy cuenta de cantidad de cosas....

Ya no malgasto energía intentando ocultar a la Madrastra, con lo que mi capacidad para VER más y mejor se acentúa., se expande...
Y ya no pongo en los demás mis actitudes rechazadas de madrastra, con lo que mi relación con los demás es mejor y más sana, más real.

Después de ser Caperucita Roja y el Lobo, y haber visto que en mi cuento no aparecía el cazador, descubro en mi nuevo cuento que soy Blanca Nieves y La Madrastra.

Las piezas van encajando poco a poco... Y mi puzzle va tomando forma, conciencia. Comprendo mis actitudes. Y a partir de ahí, puedo tomar un nuevo lugar. Una posición distinta y nueva para mi: el centro.  El equilibrio entre mis polaridades.

Blanca Nieves se deja matar, de una forma inocente. La madrastra mata, para ser vista.  Con lo que el punto medio sería: NI MATAR, NI DEJARME MATAR.

Si mi supervivencia consiste en la lucha por el poder, me aferraré a una de estas polaridades, alternando paulatinamente.

Al verlo, y tomar conciencia, puedo tomar otro lugar. Y hoy, soy la misma de ayer, y a la vez soy distinta. Pues sigo siendo yo, desde otro lugar. Con los mismos ojos y con más visión. Con las mismas piezas del puzzle, más ahora puedo ver más piezas que antes.

El camino no es fácil, y sin embargo, qué maravillosa sensación descubrirme, y quitarme el disfraz que un día me puse sin darme cuenta....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total