lunes, 11 de julio de 2011

¿ENCADENADOS POR AMOR?

Últimamente se ha puesto de moda en muchos lugares, la original idea de que las parejas se demuestren su amor poniendo en lugares públicos un CANDADO.  De esta forma, simbolizan su "amor eterno", como un ENCADENAMIENTO del uno al otro.  
Y digo yo: ¿el amor verdadero no es aquel que es LIBRE?  Yo entiendo por AMOR, ese sentimiento puro y bello que uno tiene hacia otra persona, el cual te hace DARLO todo por ésta.  Le das tu corazón, tu amistad, parte de tu tiempo, compartes tus emociones,  y lo haces todo de una forma libre y voluntaria. 
Le regalas tu confianza, le das libertad para que se vaya si quiere o lo necesita, y actúas en su favor en contra de tu beneficio si es necesario. Porque quieres lo mejor para esa persona, y deseas su felicidad.

Cuando una pareja, literalmente "se encadena", está coartando los principios básicos del amor: dejar ser y estar como uno es, teniendo la libertad de entrar y salir, de caerse y levantarse, de estar porque quiera estar.
El amor va y viene, y hay que cultivarlo, pero nunca atarlo!!  

¿No es más bello dejar el pájaro libre y ver como vuelve él solito? 

En esta sociedad, se empeñan en confundirnos. Día tras día escucho canciones de desamor, que nos hacen entender y creer que para amar hay que sufrir, y eso no es cierto.

Lo mismo ocurre con muchas películas. Afortunadamente no todas son iguales, pero ese mensaje de amor=dolor me parece muy equivocado. 

Seguro que alguna vez has sufrido por amor, pero eso no significa que siempre vaya unido. 
Si creemos que el dolor va unido al amor, cuando tengamos el verdadero amor delante de nuestras narices nos pensaremos que NO es para nosotros, porque lo veremos como algo "demasiado bueno", y "raro".  Nos confundiremos, y hasta dudaremos de si es amor o amistad. ¿¿Amor o amistad??  ¿Acaso no van unidos en realidad?  


Mi mensaje de hoy es directo y claro: no retengas al amor. Si lo intentas atrapar, se te escurrirá entre las manos como el agua, y lo perderás.  Lo único que tienes que hacer es DISFRUTARLO cada segundo de tu vida.  Dando y recibiendo, en un "toma y daca" que haga equilibrar la balanza. Tal y como diría mi amiga Carmen Pérez: en las pequeñas cosas del día a día, está el peso de la balanza. El equilibrio es necesario para vivir el amor de una forma SANA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total